POR QUÉ HACER EJERCICIO DURANTE El EMBARAZO

Las mujeres estamos hechas y preparadas para parir, pero no en un mundo sedentario en el que a menudo pasamos 8 horas de la jornada laboral sentadas. El movimiento es básico para vivir. Por eso es tant importante durante este periodo.

En el momento en que nos quedamos embarazadas, nos catalogan como vulnerables y en el caso de duda los médicos recomiendan reposo. Cuántas veces nos dicen: “no cojas peso que estás embarazada!” Es cómo si por activar la musculatura y subir un poco las pulsaciones tuviéramos que perder al bebé! Los estudios científicos demuestran que es más “peligroso” el sedentarismo que la actividad física.

¿Cuáles son los beneficios que nos aporta el ejercicio?

  • Ayuda a prevenir la diástasis abdominal no fisiológica.
  • Permite controlar mejor la subida de peso.
  • Reduce el riesgo de sufrir hipertensión, preclampsia o diabetes gestacional.
  • Mejora el estreñimiento.
  • Disminuye la incidencia de incontinencia urinaria tanto en el embarazo como en el post parto.
  • Genera endorfinas previniendo así despressión pre y post parto.

Y los beneficios para el bebé.

  • Mejora la maduración del sistema nervioso.
  • Disminuye la frecuencia cardíaca en reposo.
  • Mejora la viabilidad de la placenta haciendo que la entrada de nutrientes y la salida de substancias de rechazo sea más eficiente.
  • Aumenta el líquido amniótico disminuyendo así el riesgo de parto prematuro.

¿Qué tipo de ejercicio se recomienda?
Tanto el embarazo como el post parto son momentos tan importantes como para ponernos en manos de profesionales especializados para que nos recomienden el ejercicio que necesitamos. Éste variará en función de sí es nuestro primer embarazo o no, cuánto tiempo ha pasado entre embarazos, qué tipo de partos anteriores hemos tenido, si tenemos problemas de circulación, varices vulvares, diástasis abdominal, hipertensión, la calidad de nuestro tejido conjuntivo, etc…

Pero para ayudaros a elegir, mirad que sea un ejercicio que:

  • Incluya: trabajo de la postura, el suelo pélvico, la faja abdominal de forma indirecta, ejercicios de fuerza, cardiovasculares y ejercicios de preparación al parto.
  • Evite: abdominales convencionales, maniobras de valsalva (aguantar la respiración para mover grandes pesos), impacto, ejercicios clásicos de Pilates, ejercicios que aumenten la presión en la línea alba (flexiones, planchas, etc)

¿Desde cuándo y hasta cuándo?
Desde el primer día y hasta el final! Hay estudios científicos que destacan la importancia de empezara hacer ejercicio 6 meses antes del embarazo.

Todas estas consideraciones será necesario acompañarlas de un estilo de vida saludable como la nutrición y la reducción del estrés tanto como sea posible.

Si se compara el parto como una prueba de larga distancia (como correr 42km), quién sería capaz de hacerla sin haber entrenado? Pues esto es lo que necesitamos durante el embarazo!

Marta Puigdomènech
marta@mamifit.es
661870450

Licenciada en Ciencias de la Actividad física y el Deporte
Col. 13947

MAMIfit Sabadell-Sant Cugat
www.mamifit.es

2 comentarios en “POR QUÉ HACER EJERCICIO DURANTE El EMBARAZO

  1. Pilar dijo:

    Hola me encanta el blog, y no se si me podrías orientar, estoy embarazada de 30 semanas, y desde el principio al incorporarme me sale como una cresta en el abdomen. He sido deportista siempre, y cn un abdomen fuerte siempre, no se si es diastasis, ya que me estoy agobiando por el después, o simplemente adaptacion del embarazo, ya q soy delgadita.
    Muchas gracias!

    Me gusta

    • Marta Puigdomènech dijo:

      Buenos días Pilar. Gracias por tu consulta.
      A medida que el embarazo avanza y la barriga crece, la separación entre rectos del abdomen aumenta y la línea alba cada vez tiene que soportar más tensión.
      Para preservarla y evitar una diástasis abdominal no fisiológica es importante tener una buena postura y evitar movimientos que aumenten la presión abdominal. Si no, como bien nos explicas, caundo hacemos un esfuerzo la barriga tiende a abombarse ejerciendo un exceso de tensión en esta zona.
      Por lo tanto como recomendación, tanto ahora como en el post parto immediato, es muy importante que lleves una postura intentado siempre crecer hacia arriba, y que cuando te incorpores y te tumbes lo hagas lateralmente y luego gires sobre ti misma para tumbarte boca arriba.
      Que vaya muy bien la recta final de tu embarzo y el encuentro con tu bebé!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s