Rinitis y congestión nasal

La rinitis consiste en la inflamación de la mucosa de la nariz, produciendo obstrucción, congestión, secreciones nasales, picor, estornudos e incluso alteración de los sentidos del olfato y el gusto. A veces, los síntomas nasales también pueden llegar a afectar la zona de los ojos, produciendo también picor y lagrimeo (conjuntivitis).

La rinitis es una afección muy frecuente a lo largo del año que puede afectar tanto a adultos como a niños, ya que sus causas son diversas. Aunque en la mayoría de casos es benigna y pasajera, los síntomas de la rinitis son molestos, ya que dificultan la respiración normal por la nariz y producen malestar general, pudiendo afectar la actividad diaria de quienes la sufren.

A grandes rasgos, podemos clasificar la rinitis en alérgica o infecciosa, aunque otras causas son posibles: medicamentos, tóxicos, asma, alteraciones de la mucosa o del tabique nasal, etc. De hecho, algunas personas pueden ser más propensas a sufrir rinitis a causa de la susceptibilidad alérgica individual, estructura y funcionamiento de su nariz, entorno y ambiente en el que viven, etc.

La rinitis alérgica se produce por una respuesta desproporcionada del organismo ante una sustancia (alérgeno) que para otras personas es inofensiva. Típicamente hablamos de la alergia al polen que algunas personas sufren durante la primavera (rinitis alérgica estacional), aunque otras personas pueden presentar rinitis en cualquier época del año, por ejemplo, por alergia a los ácaros del polvo o al pelo de algunos animales domésticos (rinitis alérgica perenne).

Por su parte, la rinitis infecciosa es la causada por la acción de agentes infecciosos como bacterias o virus, como por ejemplo las rinitis que acompañan a los procesos gripales y catarrales.

Si bien el diagnóstico y tratamiento de las rinitis requiere atención médica, en homeopatía existen varios remedios que se utilizan para el tratamiento del conjunto de la síntomas ligados a procesos de rinitis y congestión nasal. Dos de las más conocidas y utilizadas son Luffa y Sambucus, por sus propiedades frente a estos procesos:

Luffa-operculata-rinitis-picor-nasal

Luffa Operculata

  • Luffa operculata
    • Reduce la secreción nasal
    • Reduce el picor nasal
    • Reduce los estornudos

 

 

Sambucus-nigra-sequedad-nariz-mucosa

Sambucus nigra

  • Sambucus nigra
    • Reduce la inflamación de la mucosa
    • Reduce la sequedad de la nariz y laringe
    • Reduce la obstrucción

 

Cristina Guzmán
Farmacéutica

Consulta a tu médico o farmacéutico sobre el tratamiento más adecuado en caso de rinitis y congestión nasal.

congestion-nasal-rinikind-mama-natura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s