Tratamiento homeopático de los síntomas de dentición infantil

La dentición infantil es un proceso madurativo muy importante en la vida del niño. Clásicamente se inicia a partir de los seis meses, aunque empieza incluso durante el embarazo, ya que los dientes van descendiendo a través de las encías progresivamente. La dentición cursa a “brotes”, alternándose periodos sintomáticos y asintomáticos.

La edad de inicio de la erupción dental es muy variable. Clásicamente es a partir de los seis meses, pero los síntomas aparecen en muchas ocasiones antes, incluso a los dos meses de edad. La primera dentición suele completarse cerca de los dos años.

Las manifestaciones más frecuentes son: nerviosismo, irritabilidad, insomnio, dolor dental, exceso de salivación, dermatitis del pañal, fiebre…

¿Cómo puede ayudarnos la homeopatía?
La homeopatía ofrece una alternativa conservadora y poco agresiva frente a los analgésicos o antiinflamatorios, ya que éstos no se pueden dar durante mucho tiempo, afectan a hígado y riñón y producen un bloqueo de los sistemas defensivos y alarma. Además, no solucionan todas las molestias del niñ@ (babeo excesivo, irritabilidad, dermatitis…).

Como contrapartida, la homeopatía no tiene efectos secundarios, se puede tomar a cualquier edad y alivia todo el espectro de síntomas asociados a la dentición, incluso los emocionales.

¿Qué remedios homeopáticos podemos utilizar para la dentición infantil?

  • Atroppa Belladonna
    • Inflamación en cualquier localización (piel, mucosas),
    • Fiebre (instauración rápida, oscilante, rostro rojo, caliente, húmedo, grandes sudores, midriasis bilateral, alucinaciones, convulsión febril, abatimiento)
    • Trastornos del sueño y del carácter (inquietud, pesadillas, agitación, rechinar de dientes, impulsividad, llanto, capricho).
  • Apis Mellifica
    • Inflamación más intensa y molesta que belladonna (piel rosa rojiza, aparición rápida, picante, ardiente que mejora con aplicaciones frías).
    • Fiebre (piel caliente alternando sequedad con sudoración, ausencia de sed).
  • Chamomilla Vulgaris
    • Hipersensibilidad al dolor, al ruido, al tacto.
    • Remedio más importante del Síndrome de dentición (dolor dental que mejora con el frío, cólicos abdominales, diarrea acuosa nauseabunda, dolor de oído, resfriado o bronquitis, fiebre, mejilla roja caliente y la otra fría).
    • Síndrome febril con inflamación (sudores profusos en cabeza y rostro, sed intensa, fenómenos espasmódicos e inflamatorios concomitantes).
    • Trastornos del comportamiento (cólera, agitación, irritabilidad, obstinados, caprichosos).
    • Es típico del estado chamomilla la mejoría de los síntomas con el movimiento pasivo (al mecerlos, en coche, al ir en el carrito…).
  • Cina
    • Dolor dental
    • Trastornos del comportamiento tipo sueño agitado, precedido de ritmias (balanceos de cabeza en almohada)
    • Bruxismo (rechinar de dientes)
      Sobresaltos violentos o gritos penetrantes a veces con pesadillas que les despiertan llorando.
    • Al contrario que en chamomilla no mejoran con el movimiento pasivo.
  • Ferrum phosphoricum
    • Inflamación menos intensa, sobre todo de tímpano, bronquios y articulaciones.
    • Síntomas más leves (fiebre menos elevada, menos malestar general y cansancio, niños más activos).
    • Tendencia hemorrágica (típico sangrado nasal).
  • Hepar sulfuris Calcareum
    • Inflamación más importante con tendencia a supuración (piel, mucosas, tejido linfático).
    • Dermatitis del pañal, infecciones de la piel.
    • Afectación de las mucosas del oído y el sistema digestivo (otitis mucosa, heces malolientes, ácidas con alimentos no digeridos).
    • Afectación general (hipersensibilidad al tacto, al ruido, al frío, al dolor, intolerancia a la contradicción con irritabilidad, cóleras bruscas y violentas).
  • Pulsatilla
    • Inflamación de mucosas típica con secreción amarillenta fluida (rinitis, otitis, conjuntivitis, bronquitis, diarrea)
    • Fiebre sin sed
    • Funciona muy bien en general, pero sobre todo en niños cariñosos, muy unidos la madre, emotivos, ávidos de afecto, con tendencia ansiosa y miedo a la novedad, llanto fácil, estados de ánimo cambiante, sensibles, tímidos, y con miedo al abandono.

¿Cómo se debe administrar la homeopatía para el dolor dental?
Si hay muchos síntomas o el niñ@ está con una crisis de dolor dental se pueden dar 3-5 gránulos o 5-10 gotas sublinguales cada 10-15 min, espaciando progresivamente dosis con la mejoría (cada 30 min, cada 1h, cada 2h…). La dosis de mantenimiento suele ser 5 gránulos o 10 gotas 3 veces al día (mañana- mediodía-noche)

La homeopatía se absorbe por vía sublingual, por lo que debe tomarse en ayunas (15 o 20 minutos antes o después de las comidas como mínimo) y no tiene efectos secundarios.

¡¡¡Os deseo una feliz primavera!!!

Cris-amoros-mama-natura CRISTINA  AMORÓS
Licenciada en Medicina y Cirugía. Especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria, Titulación Médico S.A.M.U., Master en Homeopatía de CEDH.
 www.laconsultadecris.com
676360939

alivio-primeros-dientes-chamodent-mama-natura

3 comentarios en “Tratamiento homeopático de los síntomas de dentición infantil

    • CRISTINA AMORÓS CASTELLVÍ dijo:

      Hola Maria. Para el tratamiento de las pesadillas y los terrores nocturnos hay dos alternativas interesantes: la homeopatía y las flores de Bach.
      Los remedios homeopáticos más indicados serían la passiflora (intranquilidad, despertares frecuentes con agitación), el gelsemium (miedo a dormirse), pulsatilla (ansiedad de separación durante la noche), magnesium carbonicum (acidez , deposiciones malolientes, digestión deficiente de la leche, deposiciones anormales, ansiedad ante gran necesidad de apoyo emocional), cypripedium pubescens (dificultad para conciliar el sueño), Zincum valerianicum (niños inquietos con movimiento de piernas, quejidos y gimoteos, falta de sueño). La alternativa con flores de Bach es el Aspen o alamo temblón que está indicado en el miedo en general y en terrores nocturnos en niños. Te recomiendo no mezclar ambos (homeopatía y flores de Bach) juntas ya que ambas son terapias energéticas y se pueden interferir. Espero haberte servido de ayuda. Un saludo.

      Me gusta

  1. CRISTINA AMORÓS CASTELLVÍ dijo:

    Hola Maria. Para el tratamiento de las pesadillas y los terrores nocturnos hay dos alternativas interesantes: la homeopatía y las flores de Bach.
    Los remedios homeopáticos más indicados serían la passiflora (intranquilidad, despertares frecuentes con agitación), el gelsemium (miedo a dormirse), pulsatilla (ansiedad de separación durante la noche), magnesium carbonicum (acidez , deposiciones malolientes, digestión deficiente de la leche, deposiciones anormales, ansiedad ante gran necesidad de apoyo emocional), cypripedium pubescens (dificultad para conciliar el sueño), Zincum valerianicum (niños inquietos con movimiento de piernas, quejidos y gimoteos, falta de sueño). La alternativa con flores de Bach es el Aspen o alamo temblón que está indicado en el miedo en general y en terrores nocturnos en niños. Te recomiendo no mezclar ambos (homeopatía y flores de Bach) juntas ya que ambas son terapias energéticas y se pueden interferir. Espero haberte servido de ayuda. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s