10 CONSEJOS FRENTE A DERMATITIS ATÓPICA

Si tus peques sufren dermatitis atópica, estos 10 consejos pueden ayudarte a prevenir y reducir la intensidad de sus brotes.

  1. Alejarse de los focos que provocan la dermatitis. No se conocen exactamente las causas de la dermatitis atópica, pero se cree que tiene un origen alérgico, pues determinadas sustancias o alimentos favorecen la aparación de brotes. Estos varían de una persona a otra, así que ¡trata de identificarlos!
  2. Evitar rascarse. Aunque es dificil, el rascado solo empeora las lesiones (eczemas) ya que aumenta la sequedad y la descamación.
  3. Mantener la piel hidratada con lociones hidratantes emolientes específicas. Los niños atópicos tienen una piel muy sensible que requiere cuidados especiales, por eso existen lociones llamadas emolientes para el cuidado diario de su piel. Evitar la sequedad con el uso de estas lociones es esencial para prevenir la frecuencia e intensidad de los brotes.
  4. Para la higiene, utilizar geles suaves o syndet (sin jabón). De la misma manera, los geles utilizados para la higiene deben ser específicos para pieles atópicas, pues los geles convencionales pueden resecar aún más la piel. Por eso deben utilizarse geles sin jabón, llamados syndet, pues son mucho más respetuosos con la piel.
  5. El baño debe ser corto, con agua templada, secar suavemente. El baño deberá ser corto, con agua ni muy fría ni muy caliente, para no resecar más la piel. Para secar, se utilizarán toallas suaves y se secará suavemente, dando ligeros toques, en lugar de frotar intensamente.
  6. Utilizar prendas de algodón (no sintéticas). El algodón es el tejido que por excelencia debe escogerse para la ropa de los niños atópicos, pues algunos tejidos sintéticos pueden empeorar la dermatitis atópica. También se deben evitar tejidos que aumenten la sudoración.
  7. Aplicar tratamiento vía tópica solo sobre las lesiones. En la mayoría de casos, el médico o farmacéutico recomendará un tratamiento a aplicar sobre las lesiones. Éste no debe aplicarse sobre otras partes del cuerpo no afectadas ni tampoco cuando no exista la lesión, ya que se trata de productos para el tratamiento agudo. La prevención debe realizarse con las medidas expuestas en los puntos anteriores.
  8. Valorar si requiere tratamiento vía oral. En algunos casos de brotes graves o muy frecuentes, el médico recetará un tratamiento por vía oral que acompañará al tratamiento y cuidado habitual de la piel.
  9. Comunicar al entorno. Es bueno comunicar al entorno (familiares, profesores, etc.) que el niño es atópico y que la presencia de los eczemas puede incomodar al niño, ya sea por picores o porque los eczemas aparecen en zonas visibles.
  10. Concienciar al niño. En niños más mayores, es bueno hacer que él mismo tome conciencia de su condición y tome medidas para el autocuidado de su piel.

Cristina Guzmán
Farmacéutica

banner-mama-natura-medicamentos-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s