Acoso escolar

El acoso escolar o bullying consiste en un maltrato psicológico, verbal o físico, que se da entre los alumnos y alumnas de un colegio de una forma reiterada y consistente en el tiempo.

En el acoso escolar hay un desequilibrio de poder donde el agresor se comporta cruelmente la víctima, con el objetivo de someterlo, humillarlo, herirlo y/o asustarlo. La repetición continua de burlas y/o agresiones provocan que la víctima esté excluida y marginada de la sociedad.

Tipos de acoso escolar

  • Psicológico: se utilizan amenazas para incitar miedo, para lograr algo, o para obligar a la víctima a hacer cosas que no quiere ni debe hacer
  • Físico: agresiones físicas.
  • Verbal: se realiza mediante humillaciones, insultos, haciéndole quedar mal en grupo, lanzar rumores…
  • Social: hablamos de la exclusión y del aislamiento gradual de la víctima.

¿Quién participa?

  • Acosador: en la persona que realiza la acción
  • Víctima: es la persona que recibe los acosos
  • Observadores: compañeros y compañeras
  • De forma indirecta: escuela, familia y la sociedad en general.

Pautas para padres para detectar

  • Cambios en los hábitos diarios; menos apetito, problemas para dormir, pesadillas…
  • Se observan lesiones
  • Cambio de amistades o deja de ir con los amigos que iba habitualmente.
  • No querer ir al colegio
  • Baja su rendimiento escolar
  • Refiere presentar dolores de cabeza, estómago, mareos y empieza a fingir enfermedades.
  • Empieza a perder cosas o las trae deterioradas.
  • Le cuesta más salir de casa para hacer actividades agradables
  • No le invitan a fiestas de cumpleaños
  • Está más irritable y presenta labilidad emocional (llora…)

¿Qué podemos hacer?

  1. Observar y escuchar, estar atentos de los cambios de humor y de comportamiento, observar si se desmotiva para los estudios, verbalización de frecuentes enfermedades como dolor de estómago, de cabeza, aunque no sea real.
  2. Empatizar. Hablar tranquilamente con los niños y niñas.
  3. Educarles sobre lo que significa el acoso escolar
  4. Ver películas que traten el tema para establecer conversaciones sobre ello
  5. Hablar de los tres papeles principales en el acoso (víctima, agresor y observadores)
  6. Transmitir confianza, que no se sientan solos
  7. Fortalecer su autoestima, ayudarlos a reconocer sus capacidades, habilidades y reforzarles por haber pedido ayuda.
  8. Si vuestros hijos o hijas narran una situación de acoso, no poner en duda el relato del niño/a, no intentar quitar importancia a la situación diciendo que son cosas de niños.
  9. Es importante que exista una comunicación fluida y una coordinación con el colegio.
  10. Si se detecta acoso escolar buscar ayuda profesional.

Laura Aut Psicologa-soy-mama-natura

LAURA AUT
Licenciada en psicología por la URV
Máster en Psicología Infantil y Juvenil en AEPCCC
www.psicologialaut.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s