Tratamiento homeopático de otitis aguda

La Otitis es una enfermedad muy frecuente en la infancia. Se trata de una inflamación del oído externo o medio dolorosa que muy frecuentemente interrumpe el sueño. Al contrario de lo que puede parecer, en muchas ocasiones no precisa tratamientos agresivos y se soluciona de modo espontáneo teniendo solo que tratar el dolor y la inflamación. No obstante, precisa una supervisión médica constante para ver la evolución y evitar complicaciones.

Síntomas de Otitis

  • Dolor de oído. Es el síntoma principal e inicial. Aparece por inflamación del tímpano o el conducto auditivo externo (zona más externa del oído). En esta fase puede darse homeopatía sintomática (belladonna, aconitum…) para aliviar al niño.
  • Llanto de predominio nocturno, sin otras causas que lo justifiquen (dolor dental, contexto de mucosidad y tos…). Es el síntoma predominante en bebés y niños menores de 3 años, cuando no pueden explicar bien la localización del dolor.
  • Fiebre normalmente superior a 38ºC. Puede aparecer o no. Si es en contexto de dolor agudo en oído debería valorarse lo antes posible por un profesional sanitario para descartar una posible complicación (meningitis…).
  • Supuración por el oído, suele ocurrir en la fase de resolución de la otitis, en la que se produce una apertura del tímpano y drena contenido mucoso o inflamatorio al exterior. Cuando se produce la supuración desaparece en dolor del oído. Lo típico es ver restos del liquido supurado en el oído del niño o en la almohada al despertarse por la mañana.

Ante cualquier proceso febril de causa no clara y llanto nocturno o irritabilidad, sobre todo en los bebes y niños pequeños (generalmente menores de 3 años) que no pueden expresar ni localizar el dolor se requiere una supervisión médica para evitar complicaciones.

Las complicaciones más frecuentes son:

  • Meningitis, se produce cuando la infección afecta al tejido delgado que rodea el cerebro y la médula espinal, llamado meninge . Sus síntomas son: dificultad para mover la nuca (rigidez de nuca), dolor de cabeza intenso y fiebre.
  • Mastoiditis, se produce cuando la infección afecta a la mastoides, una parte del hueso temporal situada en la parte posterior del oído. Sus síntomas son: dolor de cabeza, enrojecimiento del oído o por detrás de éste a nivel de la mastoides, hinchazón detrás del oído que puede hacer que éste sobresalga, secreción de líquido por el oído y fiebre. Se debe tratar con antibióticos.

¿Cómo podemos tratar las otitis con homeopatía?

Hay muchos remedios homeopáticos que podemos utilizar para tratar las otitis, dependiendo de los síntomas:

  • Belladonna, tímpano rojo y oreja sensible al menor contacto. Dolor de oído repentino, intenso y pulsátil. Sensación de calor y opresión en oído y cabeza. Fiebre elevada y sed de inicio a las ocho de la tarde. Pupilas dilatadas. Cara y orejas afectas muy coloradas. Predominantemente derecha.
  • Apis Mellifica, otitis muy dolorosa, que empeora con el menor contacto (dolor más intenso que belladonna). A veces dolor unido a sensación de picor. Fiebre de aparición repentina sin sed. Es muy eficaz pero su efecto dura muy poco, por lo que se deberán hacer tomas muy frecuentes cada 10-15 minutos al principio. Como toda la homeopatía espaciando tomas según la mejoría de los síntomas. Especialmente efectiva en otitis seromucosa y vírica, aunque puede utilizarse en cualquier tipo de otitis.
  • Ferrum phosphoricum, otitis muy dolorosa con fiebre baja de comienzo progresivo y que no supera 38.5ºC. Niño con alternancia de cara enrojecida y pálida. Coexistencia frecuente con sangrado nasal o por oído. Es uno de los remedios utilizados como tratamiento preventivo de las otitis de repetición.
  • Chamomilla vulgaris, dolor intenso, casi insoportable, en niños hipersensibles que no toleran el dolor. Secreción acuosa por oído. Niño muy irritable con mejilla y oreja rojas del lado de otitis aguda. Típico contexto de dentición dolorosa o emergencia dental. Mejoría con movimientos rítmicos (pasear en carro, coche…).
  • Hepar sulfur, otitis con supuración de pus maloliente (proceso reciente o agudo). Empeoramiento por la noche. Hay que tener cuidado con el uso de este remedio y debe ser supervisado por un homeópata para evitar agravaciones.
  • Silicea, supuración por oído de larga evolución, disminución de audición por afectación de trompa de Eustaquio (proceso crónico). Coexistencia con episodios sobre todo invernales repetitivos de resfriados, anginas, otitis, bronquitis… junto a moco muy abundante que nunca se termina de ir. Sensación de debilidad.
  • Arsenicum Album, Dolor oído quemante, ardiente, mejoría al aplicar calor en el oído. Empeoran por la noche de la 1 a 3 de la madrugada. Sensación de debilidad, alternando con agitación e inquietud. Empeoran con el frío.
  • Capsicum anuum, otitis con gran infección, dolor punzante, quemante, ardiente e infección detrás del oído, que puede afectar al hueso temporal (mastoiditis) Predominio en oído izquierdo. Disminución de audición y supuración por oído.
  • Pulsatilla, otitis supurante con pus amarillo y verdoso normalmente en oído izquierdo en niños tímidos muy apegados a la madre, con llanto fácil y que mejoran con el consuelo.
  • Aconitum, fiebre alta con agitación. Sed de agua fría en mucha cantidad. Otitis que aparece tras exposición a aire frio o seco. Se puede utilizar para el tratamiento de la fiebre y la inflamación junto a Belladonna ya que son muy complementarios.
  • Pyrogenium, remedio muy eficaz en las infecciones graves. Se le llama en ocasiones “el antibiótico homeopático”, aunque no tiene nada que ver, ya que no tiene efectos secundarios y no afecta a la flora intestinal. Sed importante. Se suele utilizar junto a otros remedios como tratamiento complementario.

Es importante recordar que los remedios homeopáticos no son inocuos y que deben ser pautados y tener un seguimiento por un homeópata, ya que utilizar una dilución incorrecta de un remedio de homeopatía puede agravar el proceso. Sí se podrían tomar preparados de combinaciones de remedios homeopáticos (composés) con diluciones decimales (D), preparados para mejorar los síntomas, que pueden utilizarse sin peligro y sin supervisión homeopática constante.

Insisto de nuevo en que al margen del tratamiento homeopático, sería imprescindible una exploración médica para ver evolución de otitis y el estado del tímpano.

Hay que tener en cuenta…

  • En niños con mucosidad muy abundante y procesos de Otitis de repetición habría que descartar intolerancia a algún alimento, principalmente a la leche de vaca y derivados (así como a otros lacteos animales) y al trigo. Tras la retirada de uno o ambos alimentos los síntomas desaparecen progresivamente. Hay muchos métodos para diagnosticar las intolerancias alimentarias. Según mi experiencia, el más útil y fidedigno es la kinesiología holística. Cuando se retira un alimento, es necesario realizar una depuración principalmente de hígado y vesícula biliar (en los niños depurativos homeopáticos), para evitar agravar los síntomas al desintoxicarse el organismo (las llamadas crisis curativas).
  • El niño debe tener una alimentación lo más sana posible: rica en fruta (que debería ser el “caramelo” de los niños), verdura, legumbres… Es importante sustituir refinados por integrales (harina, sal, pan, azúcar…) en la dieta habitual, ya que todos los refinados aumentan mucho la mucosidad y causan una gran intoxicación intestinal. Debo insistir en que deberíamos cuestionarnos el consumo de azúcar abusivo en la población infantil, que causa muchos desequilibrios psíquicos y físicos (hiperactividad, alteraciones del comportamiento aumento de la mucosidad, obesidad…). Hay un gran bombardeo publicitario y mucha desinformación al respecto.
  • Se pueden utilizar remedios homeopáticos para disminuir la mucosidad (jarabes composés para tos y moco por ejemplo) hasta que mejoren los síntomas para evitar tratamientos farmacológicos y antibióticos innecesarios.
  • No hay que olvidar que las otitis de repetición pueden afectar a la audición del niño, por lo que hay que estar a tanto de un posible déficit auditivo que puede ser cuantificado y diagnosticado por un otorrinolaringólogo.

¡¡Feliz verano!!

Cris-amoros-mama-naturaCRISTINA  AMORÓS
Licenciada en Medicina y Cirugía. Especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria, Titulación Médico S.A.M.U., Master en Homeopatía de CEDH.
 www.laconsultadecris.com
676360939

Un comentario en “Tratamiento homeopático de otitis aguda

  1. Juan Manuel Alcaraz dijo:

    La información contenida en este artículo fue redactada de una manera sencilla asequible a todo público que permite dar solución a problemas de oído que se nos presentan por la noche cuando no hay posibilidad de acudir al médico homeópata, gracias doctora por haber invertido su valioso tiempo en proporcionarnos información de gran utilidad. Un saludo .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s