¿Antibióticos? Sí, pero bien utilizados.

Las Autoridades Sanitarias informan de que los tratamientos con antibióticos están dejando de ser efectivos a causa del desarrollo de resistencias por parte de las bacterias infecciosas, ya que estos medicamentos no siempre se utilizan adecuadamente.

Aquí os dejamos 10 consejos sobre el uso correcto de los antibióticos:

  1. Los antibióticos salvan millones de vidas y curan multitud de enfermedades infecciosas, por lo cual debemos utilizarlos adecuadamente para que sigan siendo efectivos.
  2. Los antibióticos solo curan enfermedades causadas por bacterias. Las enfermedades causadas por virus, que son la mayoría de enfermedades en la etapa infantil, no se curan ni alivian con antibióticos.
  3. La fiebre no se trata con antibióticos. La presencia de fiebre no siempre es debida a una infección bacteriana y por lo tanto los antibióticos no siempre tienen efecto sobre ella.
  4. Los antibióticos no pueden venderse sin receta médica, por lo tanto, solo deben utilizarse bajo el consejo y prescripción del médico.
  5. No se deben usar los antibióticos que hayan sobrado de tratamientos anteriores. Existen muchos tipos diferentes de antibióticos y con diferentes dosis. Por lo tanto, el médico elegirá el antibiótico, dosis y pauta adecuados para cada caso. Los antibióticos que ya no necesitamos debemos depositarlos en el punto SIGRE de la farmacia para su correcta eliminación.
  6. Los antibióticos deben tomarse siguiendo la pauta y durante el tiempo indicado por el médico. No se debe dejar el tratamiento con antibióticos cuando los síntomas han desaparecido. El hecho de que los síntomas hayan desaparecido no significa que ya no queden bacterias infecciosas vivas.
  7. Aunque los antibióticos son medicamentos seguros, en algunos casos pueden producir efectos adversos o alergias. En tales casos, se debe comunicar al médico.
  8. En determinadas circunstancias se deben tener precauciones especiales a la hora de tomar antibióticos, como en caso de embarazo y la lactancia. Por eso es imprescindible el consejo médico.
  9. Los antibióticos mal utilizados dejan de ser efectivos porque las bacterias se vuelven resistentes a sus efectos, es decir, sobreviven al tratamiento que debería acabar con ellas.
  10. La resistencia antibiótica es un problema grave de salud pública, ya que se traduce en tratamientos ineficaces, mayores complicaciones y muertes a causa de estas infecciones, mayor dificultad en el control de enfermedades infecciosas y en definitiva mayores costes en atención sanitaria.

munostim-aumenta-defesas-mama-natura-principio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s