Higiene nasal

Dentro de la fisioterpaia, nos encontramos con una rama que es la Fisioterapia Respiratoria. Esta intenta optimizar la función respiratoria alterada por problemas de la caja torácica, pulmones y vías altas.

Cuando hablamos de niños, nos encontramos que las infecciones más habituales en niños son las infecciones de vías altas: rinitis, faringitis, otitis y sinusitis. Estas pueden dar origen al inicio de una infección de vías bajas y causar infecciones recidivas, e incluso problemas respiratorios crónicos.

Cómo podemos prevenir estas infecciones de vías altas
Mediante la higiene nasal, ya que es un tratamiento fácil de practicar, simple, accesible, seguro y puede ser bien tolerado por niños.

Los efectos que se logran con la higiene nasal son:

  • Humidificar y conservar la mucosa nasal sana
  • Previnir constipados, gripes y enfermedades respiratorias
  • Reducir heridas
  • Contribuir a evitar la otitis infantil
  • Mejorar la función auditiva, olfativa y gustativa
  • Reducir la respuesta a la alergia
  • Promover la cura de la infección
  • Mejorar el funcionamiento de las glándulas adenoides y las amígdalas.

La higiene nasal la realizamos mediante dos técnicas:

  • El lavado nasal
  • La desobstrucción Rinofaríngea Retrograda

El lavado nasal
Existe evidencia científica que demuestra su efectividad, aligerando los síntomas de infecciones nasales y reduciendo el uso de medicamentos.

¿Cómo realizar un correcto lavado nasal?

  • Podemos comprar Suero o hacer un preparado nosotros en casa con agua tibia con sal.
  • Rellenamos la jeringa pequeña, individual con la mezcla
  • Ponemos la cabeza de lado e introducimos el líquido por el orificio nasal que queda arriba, sin presionar demasiado la jeringa y hasta que el agua salga por el otro orificio.

El niño tiene la trompa de Eustaquio más horizontal y estrecha, con mayor riesgo de otitis.

  • Intentamos mantener la boca del niño cerrada, unos segundos después de colocar el suero, para que la técnica tenga mayor eficacia.
  • Hay que integrar la higiene nasal en la higiene diaria.
  • Podemos repetir la higiene durante el día cundo notemos mucosidad, y siempre antes de comer y dormir.

Precauciones:

  • Se recomienda no realizarlo más de 4 veces al día
  • La cantidad de líquido tiene que ser la suficiente para que hidrate, humidifique y arrastre el moco.

Desobstrucción rinofaríngea retrograda
La desobstrucción rinofaríngea retrograda (DRR) consiste en hacer inspiraciones, para sacar el moco acumulado en las fosas nasales. Cuando nos sonamos hacia fuera, tendemos a subir moco hacia las cavidades nasales , y aunque una parte de el salga, se suele acumular mucho más en las fosas.

La idea de la DRR es vaciar estas fosas, por lo que hacemos que el moco pase hacia la garganta mediante las inspiraciones.

¿Cómo realizar una correcta DRR?

  • Hay que inspirar por cada agujero nasal (como oler una flor)
  • Hacer ruido de cerdito o ronco para pasar las secreciones del final de las fosas a la garganta.
  • Y si hay que sonarse, Siempre tapando primero un agujero y después el otro, nunca los dos juntos.

Ante cualquier duda podéis visitar a vuestro fisioterapeuta pediátrico y él os asesorará sobre las higienes.

Son técnicas suaves y bien toleradas, pero siempre hay que tener en cuenta la individualidad de cada niño.
patricia-cremades-soy-mama-natura

PATRICIA CREMADES GIRALDOS
Diplomada en Fisioterapia y Graduada en Magisterio de Educación Infantil. Profesora certificada del método Feldenkrais, Postgraduada en Neurología y especializada en pediatría.
www.theranens.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s