¡En verano ayudamos a nuestros pies!

Los meses cálidos son muy beneficiosos, entre otras cosas, para ayudar al correcto desarrollo de nuestros pies. En estos meses tenemos la posibilidad de ir mucho tiempo descalzos. De este modo, ofrecemos infinitas posibilidades de movimiento a los 26 huesos que tiene el pie. El arco plantar se constituye desde que nacemos hasta los 6 años de vida aproximadamente

Muchos de los más de 100 músculos que hay en el pie son propioceptivo. Dan información a nuestro cerebro de la posición en la que se encuentra el pie. Esto es muy importante, pues los pies son la base de nuestro cuerpo. De ellos depende gran parte de nuestra alineación, cuando nos ponemos de pie.
Cuando nos ponemos de pie y vamos trasladando el peso, hacia delante a los deditos, detrás al talón, a la cara externa del pie,… esto nos ayuda a tener una imagen de nuestro cuerpo en el espacio, y nos ayudará a afianzar la marcha. Todo este movimiento de pie, durante los 6 primeros años aproximadamente, hace que se conforme nuestro arco plantar

Hoy en día hay muchos niños con los pies planos, y esto podría ser causa de un “mal uso del zapato”. Si imaginamos a un bebé que aun no camina, con unos zapatos de suela dura, que además le pesan, creéis que los músculos pueden hacer su función de propiocepción y recuperar los desequilibrios?

RECOMENDACIÓN

  1. pies-bebe-descalza-2Para los Bebes es mejor NO USAR ZAPATOS. Dejarles sentir sus pies y el contacto de estos con el suelo.
  2. Cuando comienzan a caminar, descalzos en superficies controladas. Si necesitan usar zapatos por el tipo de suelo,  utilizar unos que les dejen mover sus deditos y de suela blandita que no pesen. Hoy en
    día hay unos “calcetines” que hacen la función de zapato estupendamente.
  3. Cuando ya tienen afianzada la marcha, un zapato con las características de los anteriores, pero esta vez, que les de soporte al talón. Pero hay que permitirles que se quiten los zapatos y continúen caminando descalzos!
  4. Los niños no suelen necesitar las plantillas antes de los 7 años.
  5. Lo que necesitan los niños es libertad de movimiento y motricidad
  6. Para los adultos lo mejor es un buen par de zapatos buenos y cómodos, que una colección de zapatos “malos” que nos produzcan durezas, juanetes, fascitis, etc.

A los adultos tampoco nos va nada mal caminar descalzos de vez en cuando para que nuestros pies recuerden viejos tiempos….

Ante cualquier duda consulte a su médico o fisioterapeuta!!!!

patricia-cremades-soy-mama-natura

PATRICIA CREMADES GIRALDOS
Diplomada en Fisioterapia y Graduada en Magisterio de Educación Infantil. Profesora certificada del método Feldenkrais, Postgraduada en Neurología y especializada en pediatría.
www.theranens.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s