La etapa del “¿por qué?”

Llega una etapa en los niños y niñas en la que preguntan constantemente el porqué de las cosas, puede parecer divertida, pero en otras ocasiones resulta agotadora. Los adultos no tienen todas las respuestas o no saben la manera de adaptar el vocabulario para explicarles a sus hijos/as esas respuestas.

Esta etapa aparece entre los 3 y 4 años, ¿Por qué hay mar?, ¿quién ha puesto el sol?… y así podríamos continuar con preguntas muy curiosas. Seguir leyendo

InsectDHU alivia las picaduras con ingredientes naturales

Existen miles de especies de mosquito en el mundo, pero 3 son los géneros más comunes:
Anopheles, Aedes y Culex. En España, el mosquito más frecuente es el mosquito común (Culex pipiens), que pica principalmente en las horas nocturnas. Sin embargo, desde hace unos pocos años el mosquito tigre (Aedes albopictus), una especie invasora proveniente de Asia, se ha introducido y extendido de forma importante por toda la costa mediterránea. Este mosquito, a diferencia del anterior, tiene actividad principalmente diurna y produce unas picaduras más dolorosas. Por su parte, el género Anopheles, al que pertenece el mosquito transmisor de la malaria, no se encuentra presente en España hoy en día. Sin embargo, el cambio climático podría propiciar que este mosquito entre en la península en los próximos años, proveniente de África, a causa del aumento de la temperatura en nuestro país. Seguir leyendo

¿Son buenos los deberes escolares?

El tema de los deberes ha dado lugar a controversias en los últimos tiempos. Hay opiniones que se muestran a favor de los deberes porque aportan disciplina y rutina a los niños (puede parecer razonable), pero también están los que se muestran en contra porque más que un hábito sienten que es una penitencia.

Realmente aportan rutina y posiblemente disciplina pero también hay otras actividades que aportan ambas cosas y no necesariamente son un montón de deberes de diversas asignaturas. Los niños pasan largas jornadas escolares, a veces incluso superiores a las laborales de sus padres y además han de continuarla en sus casas. Diríamos que es como si los adultos cada día nos tuviéramos que llevar trabajo a casa.

Si en el colegio los aprendizajes han sido significativos y han tenido tiempo de resolver sus dudas con los profesores, no habría razones para que los deberes supusieran una penitencia en el hogar. Tal vez no necesitarían realizar deberes en casa, tal vez simplemente sería necesario disponer de un tiempo en el aula de trabajo autónomo para que en el caso de no saber resolver alguna cuestión de aprendizaje sean los profesores quienes apoyen este aprendizaje. Seguir leyendo

Empieza la guardería, ¡empiezan los mocos!

sistema-inmune¿Sabías que los niños que van a la guardería sufren hasta un 69% más de infecciones que los niños que no van?
¡Pero no hay que alarmarse con este dato! Lo curioso es que, ya en el colegio, los niños que han pasado previamente por la guardería sufren menos infecciones que aquéllos que acuden a centros educativos por primera vez.
La explicación tiene lógica, pues el sistema inmunitario de los niños es inmaduro y se hace fuerte conforme entra en contacto con nuevas bacterias y virus que causan las enfermedades infecciosas más comunes como catarros, gripes o diarreas. De hecho, sufrir estas enfermedades significa que el sistema inmunitario funciona correctamente luchando contra los microorganismos patógenos: la fiebre, la tos o los mocos son precisamente los mecanismos que utiliza nuestro organismo para deshacerse de los microbios invasores. Seguir leyendo

¿Tu peque tiene problemas a la hora de dormir?

intranquilidad-sueño-kindival-mama-naturaDescubre qué medidas preventivas y de higiene del sueño puedes tomar.

Si tu peque tiene problemas a la hora de ir a la cama, conciliar o mantener el sueño, he aquí algunos consejos que pueden ayudaros a establecer un ambiente y rutina adecuados para niños entre 2 y 5 años antes de irse a dormir:

EL DORMITORIO
• El ambiente debe ser tranquilo y oscuro, con el mínimo ruido ambiental.
• La temperatura de la habitación debe ser confortable: un exceso de calor o de frío favorece el despertar nocturno.
• Hay que tener especial cuidado de no potenciar la angustia o los miedos, aludiendo a «cocos, fantasmas, hombres del saco…».
• Si se le permite que se duerma fuera de la cama (ej. en el sofá, o en la cama de los padres o hermanos), no le ayudará a aprender a dormirse solo. Seguir leyendo